jueves, 10 de diciembre de 2015

.. Madrid, te quiero.

Lo más ingrato es encalar la casa,remendar las virtudes veniales,condenar a la hoguera los archivos. 
 Lo peor del amor es cuando pasa, cuando al punto final de los finales no le quedan dos puntos suspensivos…
"Lo peor del amor", Joaquín Sabina, 2000. 


Y ahora que el mundo está recién pintado, y nos comunicamos con definiciones gráficas, un poema es un atentado.
Una mirada sostenida en el metro, un roce de brazos en la butaca del cine, responder a un impulso y dejarte llevar por un desconocido...
Ahora que el mundo está recién ventilado, se condena a la hoguera a los valientes tórtolos que pasean por la noche agarrados de la mano, tarareando una canción atropellada.
Ya no dan las diez, ni las once, ni las doce... Ya nadie compara tus caderas con la anchura del universo. Los caballero ya no hacen pactos, sino que se invitan a copas, y vomitan sobre la barra de cualquier bar donde ya nadie baila solo.

Las noches de boda se repiten, sin boda. 
Y yo sigo enamorándome cada día, bailando sobre las huellas que otros ya pisaron, y que no se detuvieron a saborear. Sigo sintiendo cosquilleos aquí dentro cuando os leo, y pensando que mi cuerpo no me da tregua, que necesito otro cuerpo y lo necesito ya!, que sois todos maravillosos, que el frío y buscar la estufa bajo tu abrigo es mi pasión, que me muero si no te busco esta noche, que uno tras otros sois la misma persona reencarnándose en todos los hombres de esta ciudad, y que ya nos conocemos...

//Madrid me quiere. Y yo a ti, y a ti, y a ti. 
Feliz Diciembre!!//

No hay comentarios: